Beneficios de caminar

Beneficios de caminar

1. Disminuye el riesgo de ser hipertenso.

En pacientes con hipertensión arterial reduce los valores de la presión arterial.

2. Produce efectos favorables sobre el colesterol.

El caminar de forma regular puede ayudar a reducir el colesterol LDL, al ayudarte a bajar peso y reducir tu estrés.

3. Previene la aparición de diabetes.

Las personas que no realizan actividad física son más propensas a tener diabetes porque no queman el azúcar que consumen. Por lo mismo, caminar de forma regular hará que tu organismo procese esta sustancia más rápido, y que así prevengas padecer este mal.

4. Mejora tu vida sexual.

El sexo y el ejercicio van de la mano. En un estudio de mujeres de entre 45 y 55 años de edad, aquellas que se ejercitaban, incluyendo caminatas, reportaron no sólo más deseo sexual, sino también mayor satisfacción sexual.

5. Aumenta los niveles de Vitamina D.

Caminar a la luz del día, incrementa los niveles de vitamina D del cuerpo – un nutriente difícil de obtener a partir de los alimentos, pero que se puede sintetizar a través de la exposición a la luz solar. La vitamina D juega un papel muy importante en muchos aspectos, desde la salud de los huesos hasta la salud del sistema inmunitario. Si bien es cierto que protegerse de los rayos solares es importante, los expertos coinciden en que exponer la piel al sol, con frecuencia pero sin que se queme, ayudará a producir suficiente vitamina D.

6. Ayuda a perder peso.

Caminando 40-45 minutos de una sóla vez, empezaremos a quemar a partir de los 20-25 minutos después de haber iniciado la caminata la grasa depositada. Caminando a un paso moderado por 30 – 60 minutos no solo quema grasas acumuladas sino que construye músculos que aumentan tu metabolismo.

7. Caminar evita la obesidad y los depósitos de celulitis.

Una caminata fuerte y corta varias veces al día logra tener el mismo efecto que una sesión de gimnasia aeróbica en el mantenimiento del peso corporal porque equilibra el metabolismo.

8. Mejora tu humor.

Con sólo caminar media hora, las personas con depresión logran mejorar su humor. Al caminar 30 minutos reducen los pensamientos negativos, el enojo, la tensión y el cansancio.

9. Mejora la circulación.

Realizar ejercicios donde trabajemos nuestras extremidades inferiores hará que la circulación de nuestro cuerpo mejore. De esta forma podrás prevenir la aparición de várices y mantener todos los órganos de tu cuerpo en buen estado.

10. Tonifica piernas, gluteos y abdominales.

Un buen paseo puede ayudar a fortalecer y dar forma a las piernas, dándole definición a las pantorrillas, cuádriceps e isquiotibiales y el levantando los glúteos. Ahora bién, si realmente presta atención a la postura mientras camina, también puede tonificar los abdominales y reducir gradualmente su cintura.

11. Caminar es bueno para sus huesos.

Al caminar diariamente, estamos estimulando y fortaleciendo los huesos, aumentando la densidad ósea.

12. Fortalece el corazón.

Caminar al menos 30 minutos diarios reduce el riesgo de sufrir de enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares hasta en un 27%.

13. Mejora el estrés.

Es normal que después de una intensa jornada de trabajo, nuestro humor sea malo o que tengamos mucha tensión. Un paseo a pie es la solución para esto, pues relaja, despeja la mente, disminuye el estrés e incluso hace que curemos el insomnio, porque es un ejercicio más natural, en el que no se debe entregar tanta energía.

14. Caminar es bueno para tu cerebro.

La función cognitiva se ve mejorada con una caminata diaria. En especial las personas de la tercera edad reducen el riesgo de complicaciones en los vasos cerebrales reduciendo las probabilidades de demencia senil entre otras enfermedades. En general, mejora la concentración y reduce la posibilidad de tener problemas de memoria en el futuro.



FORTALECER LAS ARTICULACIONES PARA PREVENIR LESIONES

FORTALECER LAS ARTICULACIONES PARA PREVENIR LESIONES

Ejercitar las articulaciones para evitar futuras lesiones es una labor sencilla pero requiere constancia y dedicación. Es importante practicar algún deporte para conseguir fortalecer la musculatura y evitar así posibles daños o lesiones en codos, hombros, muñecas, tobillos, etc. Las articulaciones son más propensas a las lesiones cuando los músculos y los ligamentos que las sostienen son débiles. Por eso, es fundamental evitar el sedentarismo y ejercitar el cuerpo.
El mejor tratamiento es la prevención. Con este fin, no hay que obviar que el primer paso para hacer deporte es el calentamiento. Gracias a este periodo de preparación, los músculos consiguen soportar la intensidad del trabajo que más tarde el deportista va a realizar.
Para evitar lesiones en las articulaciones es fundamental evitar el sobrepeso, usar un buen calzado, mantener una musculatura adecuada y cuidar los excesos en el ejercicio físico.
Realizar un correcto calentamiento permite que los músculos soporten la intensidad del trabajo que el deportista va a realizar más tarde y así se reduce el riesgo de sufrir daños.
La hidratación antes, durante y después del ejercicio y una dieta sana y equilibrada son clave para no padecer calambres y otras lesiones.
Además de estas medidas a tener en cuenta, en tu farmacia cuentas con un amplio surtido de productos que fortalecen las articulaciones, específicos para cada necesidad, no dudes en consultarnos


Mantenerte ACTIVO Y EN FORMA no tiene EDAD

Mantenerte ACTIVO Y EN FORMA no tiene EDAD

Practicar ejercicio tengas la edad que tengas es la mejor opción para mantenernos en forma, cuidando así de nuestra salud y bienestar. Tanto en casa o ahora que tenemos un horario en desescalada para practicarlo, hacer deporte presenta numerosos beneficios tanto a nivel físico como psicológico. Debemos aprovechar el tiempo que tenemos por delante estando en casa para hacer actividades que ocupen nuestro tiempo, pero sobre todo que promuevan a encontrarnos mejor.

¿Qué ejercicios puedo hacer desde mi casa?

Existen muchas posibilidades a la hora de practicar ejercicio en casa, independientemente del tamaño de nuestra vivienda y sea cual sea tu deporte preferido. Aunque en ocasiones pensemos que las posibilidades se reducen dentro del hogar… ¡Al contrario! Es sólo cuestión de imaginación que pensemos en opciones que nos permitan trabajar en actividades que a priori parecen impensables para practicar en casa, solo o acompañado ¡ANÍMATE!
Yoga, pilates, clases de baile...son las primeras opciones que nos vienen a la cabeza para practicar en casa, sin embargo, existen muchas opciones para seguir practicando otras actividades en casa. Por ejemplo, si tu pasión es el ciclismo, y lo quieres practicar desde tu casa, existen soluciones para poder entrenar de una manera sencilla, entrena con los rodillos de bicicleta.
Si por el contrario, te encanta la natación pero en la actualidad no puedes acudir a tu piscina…existen rutinas de entrenamiento para mejorar tu técnica desde casa.
Ahora en la desescalada tienes la posibilidad de hacer más ejercicio aeróbico corriendo o yendo en bicicleta... un mundo de posibilidades para que te mantengas activo y en forma.
En tu Farmacia cuentas con complejos vitamínicos que te dan la energía que necesitas además de colágeno para proteger tus articulaciones y movimiento.
¡Nunca es tarde para hacer deporte!


¿Por qué el deporte es beneficioso para nuestra salud y la de nuestros hijos?

¿Por qué el deporte es beneficioso para nuestra salud y la de nuestros hijos?

El deporte aporta muchos beneficios para la salud y la calidad de vida, no solo en lo físico si no nuestra mente. Entre los múltiples beneficios que tiene el hacer deporte a cualquier edad destacamos:

  • Quema calorías en vez de almacenarlas como grasa en el cuerpo. Ayuda a mantener un peso saludable y reduce el riesgo de sobrepeso u obesidad. Cabe resaltar en este punto el alto índice de obesidad infantil, el deporte y evitar una vida sedentaria de nuestros hijos es el principal ataque
  • Mantiene los niveles de azúcar en sangre más equilibrados, dentro de límites normales. Esto es todavía más importante para los que tienen diabetes o están en riesgo de padecerla.
  • Baja la presión arterial y los niveles de colesterol.
  • Fortalece los huesos y los músculos, y aumenta la fortaleza y la resistencia.
  • Alivia el estrés y mejora el sueño y la salud mental.
  • Ayuda a combatir posibles crisis de ansiedad o de depresión.
  • Aumenta la autoestima. Da seguridad respecto al cuerpo y su aspecto.
  • Eleva la capacidad de concentración y el rendimiento tanto laboral como en etapas de estudio
  • Es socializador, favorece el compañerismo y reduce la agresividad.
Recuerda estos simples consejos antes de comenzar a realizar cualquier actividad física:

  • Empieza a hacer ejercicio de forma moderada, para ir aumentando la intensidad.
  • Cuida la hidratación antes, durante y después del ejercicio.
  • No hagas deportes que requieran mucha fuerza física.
¡Empieza hoy y comienza una vida más saludable para ti y para tu familia!


10 básicos para practicar deporte saludablemente

10 básicos para practicar deporte saludablemente

10 consejos básicos para realizar deporte al aire libre y llevar a cabo una hidratación inteligente:

1. Utilizar ropa ligera y transpirable
Colores claros, un poco holgada y fabricada con fibras naturales (p.ej.algodón).

2. Ingerir comidas ligeras antes de realizar deporte
Un modelo de comida previa a la práctica deportiva debe incluir cereales, fruta y leche, tomándolos como mínimo de 90 a 120 minutos antes de iniciar la actividad.

3. Empezar a beber antes de hacer ejercicio

4. Realizar estiramientos antes y después del ejercicio
Estirar los músculos al finalizar la sesión impide la aparición de dolor muscular tardío (agujetas).

5. Beber una bebida con un alto aporte en sales durante el ejercicio
La sal es indispensable para que el líquido ingerido sea absorbido por nuestras células. Con la toma de uno o dos sobres de Recuperat-ion Sport en medio litro de agua ese equilibrio se consigue mantener fácilmente gracias a su alto aporte en sales.

6. Adaptar la intensidad del ejercicio según la temperatura y la humedad
Se aconseja realizar deporte a primera o a última hora del día, descansar con más frecuencia y optar por deportes de medio o bajo impacto.

7. Reconocer los síntomas de la deshidratación
Hay ciertos signos de alarma que debemos conocer. Estos son: sensación de sed, dolores de cabeza, irritabilidad, debilidad, mareos, calambres musculares, náuseas, vómitos y una importante reducción de nuestro rendimiento deportivo. En todos los casos, es imprescindible detener la práctica deportiva e iniciar una rápida rehidratación.

8. No detener la actividad física de forma repentina
Finalizar el ejercicio caminando o trotando 5/10 minutos ayudará a evitar las agujetas.

9. Beber después del ejercicio bebidas con glucosa, fructosa, carbohidratos y sales minerales

10. Protegerse del sol
Es indispensable el uso de gorras, gafas y cremas de protección solar para proteger la cabeza, los ojos y la piel de los efectos del sol.