Capilar

No es necesario lavarse el pelo cada día, pero sí llevarlo aseado. Para ello, se debe cepillar cada día el pelo y, si lo tienen largo, a peinarlo. Enjabonarlo y sobre todo aclararlo adecuadamente para que no queden restos de jabón. Habrá que estar pendiente de los más pequeños durante algún tiempo y supervisar que se han lavado el pelo de forma adecuada, pero acabarán haciéndolo de forma adecuada por sí mismos.