Corporal

El cuidado de la belleza corporal empieza por la protección de la piel, su higiene y sobretodo su hidratación. Para ello indispensable mantener buenos hábitos alimenticios, además de saber elegir productos de calidad con soluciones naturales y poco agresivas que reduzcan el daño oxidativo de las células, ayuden a mantener todo su brillo y elasticidad y la defiendan frente a la acción dañina del sol y otros agentes patógenos nocivos.