Pies y piernas

Estar muchas horas de pie, puede producir problemas de circulación o hinchazón. Incluso, más allá de cansancio, dolor, calambres musculares o pesadez, algunas de las consecuencias que las piernas pueden sufrir se pueden llegar a manifestar en fascitis plantar, tendinitis, varices, afecciones de rodillas y hasta dolor lumbar.
Los pies reciben todo el peso de nuestro cuerpo y es normal que al permanecer mucho tiempo de pie los músculos, tendones, ligamentos y articulaciones se entumezcan y la circulación se ralentice.
Si sientes tus pies fatigados, hinchados, cansados, deshidratados, secos o la piel de algunas zonas está áspera y rugosa, muestran grietas, sequedad o durezas localizadas,
en esta categoría está tu solución!