Masculina

¿Sabías que aunque la piel del hombre es más gruesa, tersa y más resistente que la de la mujer, evoluciona de forma diferente hacia el envejecimiento?
Las arrugas se hacen visibles más tarde aunque son más profundas y los signos de fatiga y descolgamiento son más evidentes.
Suele ser más grasa que la de la mujer pero la presencia de vello conlleva afeitarse muy a menudo pudiendo provocar sequedad, picor o tirantez, incluso algún granito enquistado.
Frente a todo ésto queremos aconsejarte qué activos utilizar y para ésto nuestra gama de cuidados masculinos cuenta con limpiadores específicos, tratamientos faciales antiedad, con una textura imperceptible para bolsas y ojeras, tratamientos reguladores de grasa o productos para antes y después del afeitado.